Trastorno Bipolar

Los trastornos afectivos son aquellos problemas que se relacionan con el estado de ánimo. Las causas que pueden originar este tipo de problemas son muchas y muy variadas, haciéndose necesaria la realización de una evaluación que determine cuáles pueden ser en cada caso las herramientas más adecuadas para la solución del problema.

 

Algunas de las posibles causas de este tipo de problemas, entre los cuales se encuentra la depresión o el trastorno bipolar pueden estar relacionados son:

  • Gestión emocional.

  • Habilidades sociales.

  • Solución de problemas.

  • Estilos de afrontamiento.

  • Gestión y control de las preocupaciones.

La bipolaridad, consiste en un problema en el que se alternan episodios depresivos (como los descritos anteriormente) con episodios maniacos. Un episodio maniaco podría definirse como un periodo en el que el estado de ánimo está excesivamente elevado o expandido, lo que se suele acompañar de periodos en los que se aprecian una energía excesiva que puede traducirse en distintos síntomas o conductas:

  • Autoestima alzada o grandiosidad

  • Decremento de la necesidad por dormir (puede sentirse descansado con sólo 3 horas de sueño)

  • Más hablador de lo habitual o presiona para seguir una conversación

  • Fuga de ideas o la experiencia subjetiva de que los pensamientos son aceleradosAumento de las actividades dirigidas a un objetivo o aceleración psicomotriz

  • Distraibilidad (es fácilmente atraído por estímulos externos poco importantes)

  • Se relaciona excesivamente en actividades que potencialmente tienen consecuencias peligrosas o riesgosas (comprar excesivamente, proyectos comerciales improbables, hipersexualidad, etc.