¿Por qué funcionan los trucos de adivinación?

Si alguna vez te has sentido identificado con la información de tu horóscopo, crees, o conoces a alguien que crea en las actividades esotéricas como la lectura de cartas o la adivinación, es probable que hayas sido víctima del “efecto Forer”.

¿Cómo es posible que algunos trucos de adivinación parezcan funcionar?


Se denomina efecto Forer (o Barnum) a la tendencia de las personas a evaluar un conjunto de afirmaciones como muy adecuadas para ellos desde una perspectiva puramente subjetiva y personal, aun cuando las afirmaciones en realidad se aplican a muchas personas. Forer fue un psicólogo que estudió la razón por la que las personas tienden a aceptar las descripciones de su personalidad como si estuviesen dirigidos exclusivamente a ellos, a pesar de ser generales y estar vagamente definidas.


El experimento de Forer consistió en aplicar un test de personalidad a sus estudiantes, dándoles más tarde a todos las mismas descripciones, aunque haciéndoles creer que eran personalizadas. El resultado fue que al ser preguntados posteriormente, la mayoría de los estudiantes calificaron como excelente o muy acertado el análisis que se les había realizado. Lo curioso de todo ello fue que las afirmaciones utilizadas en el informe de resultados de la evaluación fueron, simplemente, afirmaciones superficiales y banales extraídas de una columna de astrología de un periódico de la época, que pasan a exponere a continuación:

  • ͞”Ud. tiene necesidad de que otras personas lo admiren y lo quieran, y aun así siente la necesidad de ser muy crítico respecto de Ud. mismo. A pesar de que tiene algunas debilidades en su estructura de personalidad, es generalmente capaz de compensarlas. Tiene considerables capacidades tanto intelectuales como afectivas sin usarlas efectivamente, y por lo tanto no aprovecha todo su potencial en su propio beneficio. Si bien por fuera se muestra disciplinado y controlado, por dentro tiende a ser inseguro y a tener muchas preocupaciones. Por momentos tienen serias dudas sobre si ha hecho o tomado las decisiones correctas, y prefiere un cierto monto de cambio y variedad para ser feliz; en tanto que ceñirse a las rutinas y limitaciones usuales le produce una cierta insatisfacción. También se jacta de ser una persona que tienen sus propias ideas y no acepta fácilmente las opiniones de los demás sin haberlas sometido a prueba. Sin embargo le parece poco prudente ser demasiado franco y explícito al revelar lo que piensa a los demás. Por momentos es extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces se vuelve introvertido y reservado. Algunas de sus aspiraciones son francamente poco realistas.”


¿Cómo funciona el efecto Forer?

Se ha demostrado en innumerables estudios que las disciplinas esotéricas no son instrumentos adecuados ni válidos para evaluar la personalidad y, aun así, tienen un gran número de seguidores que están convencidos de sus resultados. Un explicación a esto está referida a que las descripciones que nos ofrecen responden a las propias expectativas, deseos personales y a la tendencia del ser humano de darle sentido a todo lo que sucede en su vida cotidiana.

Además de ello, se ha demostrado la tendencia de las personas  de aceptar afirmaciones sobre nosotros mismos (aun siendo falsas), que juzgamos como suficientemente positivas o atractivas para el propio ego.

Una de las claves del funcionamiento del efecto Forer se haya en la manera en que se formulan las descripciones que se dan, y que tienden a cumplir estas cuatro características:

  1. Son oraciones vagas, es decir, son generales o no se aplican a alguien en particular.

  2. Son duales, lo que significa que en general tienen palabras de significados opuestos en la misma oración, por ejemplo: “A veces es extrovertido y sociable mientras que otras es introvertido, reservado o desconfiado”.

  3. Son afirmaciones modales, tienden a aludir a una serie de valores que se consideran aceptados socialmente por todos, ejemplo: “La sinceridad es una virtud importante para usted”.

  4. Generalmente usan afirmaciones positivas. Es decir, alude a aspectos positivos que la persona “evaluada” valora como deseables.

Otro de los factores que más contribuye al efecto Forer es el llamado efecto de confirmación. Este efecto, ocurre  cuando una predicción astrológica confirma tus propias creencias. Por ejemplo, cuando te sientes un poco triste y tu horóscopo dice que “vienen momentos complicados pero que lograrás superar”. Esto estaría confirmando la manera en que te sientes y te daría la razón, y ¿A quién no le gusta que le den la razón?


¿Es peligroso el efecto Forer?

Aunque para la mayoría de las personas no va más allá de ser algo curioso, lo cierto es que es un fenómeno que puede afectar gravemente a la vida de muchas personas que, desde el desconocimiento y aferrándose a las esperanzas de salir de ciertas crisis que puedan estar sufriendo, pueden invertir grandes sumas de dinero en busca de consejos en base a los cuales pueden tomar posteriormente decisiones de gran importancia para sus vidas, guiándose por consejos ajenos a la realidad. Derivando ésto en muchísimas ocasiones en el empeoramiento de la salud mental, la satisfacción familiar y el estatus económico de los afectados.


¿Cómo evitar ser víctima de este fenómeno?

A continuación se exponen la tres medidas “mágicas” para evitar ser víctima de este tipo de fenómeno y de otros similares:

  1. Ser consciente de que un test online no será capaz de dar una descripción acertada de tu personalidad con


20 preguntas.

  1. La mejor arma es siempre el conocimiento: Sé crítico/a, contrasta las fuentes de las que viene la información y descarta las que sean poco fiables.

  2. Si necesitas ayuda, acude a un profesional de verdad y asegúrate de que la formación que tiene es la adecuada. Hay un porcentaje demasiado elevado de intrusismo laboral y de personas que dicen llamarse terapeutas. Tan sólo los psicólogos o los psiquiatras están cualificados para trabajar con problemas mentales. De hecho es ilegal y denunciable que una persona que se dedique a leer las cartas o “limpiar el aura” venda tratamientos o curas que pertenecen al mundo de la psicología. No te dejes engañar.