Dependencia emocional, ¿Cómo saber si alguien es dependiente?

Todos nosotros hemos tenido/tenemos relación con personas que consideramos dependientes. Lo cierto es que la dependencia no es un rasgo de personalidad que se tenga o no, sino que todos somos dependientes en alguna medida o en algunas circunstancias. No obstante, hay personas en que ese rasgo está muy presente en su vida, hasta el punto que comienza a generar malestar, conflicto, o a impedir que esta persona pueda llevar una vida independiente y autónoma.


Cómo saber cuando una persona es “demasiado” dependiente:

Las principales características de las personas dependientes son dos:

1. La falta de confianza en sí mismos.

2. La excesiva necesidad de apoyo.

La excesiva dependencia de estas personas a confiar en la capacidad del resto antes que en la suya propia para afrontar distintas situaciones, les lleva a la búsqueda continua de consejo y de la aprobación de los demás en cualquier área de su vida.

Características de las personas dependientes


1. ¿Cómo se comportan?

a) Son amables y atentas para intentar conseguir siempre la aprobación de los demás.

b) Anteponen la felicidad de los otros a la suya propia, esperando a cambio la protección, el apoyo y el cariño que ellos necesitan.

c) Expresan continuamente actitudes y opiniones negativas sobre sí mismos.

d) Piden consejo y opinión constantemente a personas cercanas. Incluso se sienten incapaces de tomar decisiones o iniciar proyectos sin la previa aprobación de los que le rodean.

e) Preguntan constantemente a los demás para que le confirmen que han actuado bien o que las opiniones y decisiones tomadas son buenas.

f) Buscan de forma muy activa, a veces desprendiendo sensación de pesadez, la compañía de los demás.

g) Cuando finalizan una relación íntima, buscan urgentemente otra en la que refugiarse.


2. ¿Cómo piensan?