Consejos para afrontar las preocupaciones de forma más eficaz.

Actualizado: 27 de oct de 2020

Vivimos en un mundo en el que desde que somos muy pequeños se elogia las actitudes que reflejan preocupación porque lo asociamos a un comportamiento responsable, pero este comportamiento puede llegar a convertirse en un problema en determinadas circunstancias si  llega al punto de interferir con nuestro bienestar o impedirnos disfrutar de las actividades o los placeres del

día a día. Pudiendo derivar en problemas de ansiedad o de estrés crónico.

En esta entrada, trato de dejar algunas estrategias para intentar combatir las preocupaciones que son excesivas. Eso sí, el secreto más importante es tener la voluntad de llevarlas a cabo regularmente.


¿Por qué nos preocupamos?

La preocupación es una reacción automática que se da para resolver nuestros problemas. Es por ello, que es un comportamiento normal y adaptativo si cumple su función y sirve para ayudarnos a actuar frente a alguna situación. Por ejemplo, preocuparte porque te puedan cortan la luz puede llevarte a hacer el pago de la factura a tiempo.


¿Cuando se vuelven problemáticas?

Las preocupaciones pueden considerarse problemáticas cuando no cumplen con su objetivo y nos angustiamos por sucesos que tienen pocas opciones de ocurrir, son incontrolables, o simplemente no tienen importancia suficiente como para que le demos el privilegio de interferir en nuestras vidas. Por ello, un primer paso para saber delimitar qué problema es digno y cual no de nuestro tiempo, sería hacerse las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué probabilidad real hay de que esto ocurra?

  2. ¿Puedo yo hacer algo para solucionar el problema o prevenirlo?

  3. ¿En una escala de malas experiencias, dónde estaría situado aquello que me preocupa?

 ¿Cómo puedo hacer frente a las preocupaciones persistentes?

Responder a las preguntas anteriores puede ayudarte a reducir la tensión que vienen asociadas a las preocupaciones, sin embargo, para aquellas  que son resistentes podemos realizar algunas estrategias que nos ayuden a eliminarlas, como pueden ser:


Atajar las preocupaciones lo antes posible: