Fobias

Los problemas de ansiedad son, junto con los trastornos relacionados con el estado de ánimo, los causantes de la mayoría de las consultas psicológicas.

 

Son trastornos que se relacionan de forma muy íntima con el estrés y las preocupaciones y sus síntomas pueden ser muy variados y depender del tipo de trastorno de ansiedad del que hablemos, pudiendo dar lugar a malestar no sólo psicológico sino también físico, como sucede en los ataques de pánico, los cuales son causantes de numerosas visitas a urgencias.

Las fobias específicas se definen como un miedo irracional ante determinados estímulos, por ejemplo un animal, un insecto, un objeto, un lugar, etc.

 

A menudo, las personas que sufren algún tipo de fobia son capaces de admitir que el miedo que les producen es desproporcionado en relación al peligro real que supone el elemento fóbico, pero que “No pueden evitarlo”.

 

Generalmente, este miedo suele dar lugar a respuestas de evitación del elemento temido, lo que en ocasiones puede generar ciertas interferencias en la vida de la persona afectada.

 

Los síntomas que suelen aparecer como consecuencia a la exposición de de la persona a los estímulos temidos suelen ser muy similares a los que se viven durante un ataque de pánico.